Durante los últimos años, el sector de la educación superior online está experimentando una expansión continua. Las principales causas son: el desarrollo de Internet y la demanda de títulos que faciliten la inserción laboral. Además, las medidas tomadas durante la actual pandemia de COVID-19 han impulsado con fuerza la penetración en la población de este tipo de producto.

En un mercado laboral tan exigente, son casi obligatorios estudios con especializaciones y elementos diferenciados para aportar un valor añadido a nuestro currículum y cursar un máster o postgrado puede ser la clave.

Este crecimiento de la demanda convierte a la educación superior online en un negocio viable económicamente. Los principales factores de decisión de compra en la educación superior online son: el contenido del curso, adaptación de éste a las necesidades del alumno, la experiencia de uso y el precio; siendo este último motivo especialmente relevante. Se trata de un sector en el que las empresas compiten ofreciendo promociones en sus másteres y cursos y vendiendo sus servicios al menor coste posible. Por ello, las empresas necesitan crecer rápidamente para alcanzar el umbral de rentabilidad y la modalidad online vence este umbral porque no tiene barreras geográficas, se trata de un negocio deslocalizado.

En este entorno, la principal oportunidad del producto español frente a otras ofertas académicas online reside en el idioma.

Como cada año, el portal Financial Magazine publica varios rankings sobre aquellos centros, instituciones y portales de formación de todos los niveles educativos y modalidades que cumplen los criterios de calidad y excelencia académica. Analiza más de 400 universidades, escuelas de negocio e instituciones de formación superior cada año y publica las 20 mejores en cada campo. Las 20 mejores posiciones del ranking en el caso de escuelas de negocio online son españolas. 

El producto español está percibido en general como de calidad superior en comparación con otras titulaciones internacionales y dispone de una excelente relación calidad precio, pero su principal atractivo es sin duda, el idioma. 

Con una comunidad hispanohablante que supera los 585 millones, el español es la segunda lengua con más hablantes tras el chino. Más del 7% de la población mundial habla español siendo, además, la lengua oficial en 21 países. Ésta es la principal ventaja competitiva del producto de español de la educación superior online que dota al negocio de un potencial de expansión muy superior al del resto de productos de educación superior.

La consolidación de este sector vía operaciones corporativas es una realidad en la que Finenza está trabajando con diferentes actores, y que permitirá alcanzar niveles de industria desarrollada internacionalmente, al estilo del sector en UK y USA.

Beatriz García
Senior Director Finenza